Padres divididos…¡Es Peligroso!

Publicado: noviembre 17, 2010 en Prosigo a la Meta

No hay nada como estudiar la biblia…tal vez a muchos no les parecerá lo mismo, pero así es…

Luego de haber visto lo que pasó con Esaú y su mala decisión, hoy termino este tema haciendo una reflexión importante sobre todo lo que pude aprender. Como comenté, la enseñanza que recibí el domingo de verdad me ha llevado a reflexionar bastante; y lo interesante es que todo se basa en la unión de los padres en un hogar y cómo solo tomados de la mano de Dios podrán guiar a sus hijos en el camino correcto de la vida…en el camino de Dios,  y no estoy hablando de un “camino de religión”, si no, un camino de relación, de comunión y de temor a Dios.

II- Padres divididos…

Dice el texto bíblico en Génesis 27:1-10:

  • Amor y Preferencia de Isaac por su Hijo Mayor…ESAÚ

“Aconteció que cuando Isaac envejeció, y sus ojos se oscurecieron quedando sin vista, llamó a Esaú su hijo mayor, y le dijo: Hijo mío. Y él respondió: Heme aquí. Y él dijo: He aquí ya soy viejo, no sé el día de mi muerte. Toma, pues, ahora tus armas, tu aljaba y tu arco, y sal al campo y tráeme caza; y hazme un guisado como a mí me gusta, y tráemelo, y comeré, para que yo te bendiga antes que muera.”

  • Amor y Preferencia de Rebeca por su Hijo Menor…JACOB

“Y Rebeca estaba oyendo, cuando hablaba Isaac a Esaú su hijo; y se fue Esaú al campo para buscar la caza que había de traer. Entonces Rebeca habló a Jacob su hijo, diciendo: He aquí yo he oído a tu padre que hablaba con Esaú tu hermano, diciendo: Tráeme caza y hazme un guisado, para que coma, y te bendiga en presencia de Jehová antes que yo muera. Ahora, pues, hijo mío, obedece a mi voz en lo que te mando. Ve ahora al ganado, y tráeme de allí dos buenos cabritos de las cabras, y haré de ellos viandas para tu padre, como a él le gusta; y tú las llevarás a tu padre, y comerá, para que él te bendiga antes de su muerte.”

Puntos importantes:

  • Isaac iba a morir y debía bendecir a su hijo mayor según el orden y la tradición.
  • Isaac al amar más a su hijo mayor, ignoró que él había “vendido” su primogenitura,  Esaú tampoco se la recordó.
  • Rebeca se dio cuenta, y llamó a su hijo menor y preferido para “tramar” su bendición en lugar de su hermano mayor.
  • Isaac  fué bendecido por astucia  de su madre. Aunque legalmente le correspondía por el trato con su hermano.
  • Esaú “trata de ignorar” que tiempo atrás había hecho el trato con su hermano, donde perdió su posición.
  • La mala decisión de Esaú se evidenció finalmente.

Si vemos con detalle esta historia, nos podemos dar cuenta que cada padre, tenía su hijo favorito, Esaú el de su padre, y Jacob el de su madre, situación que sin duda generaba tensión en el seno familiar,  posiblemente estos padres nunca se pusieron de acuerdo para tratar a sus hijos por igual, cada uno por aparte tomaba decisiones basados en la conveniencia de su hijo favorito.

Dice Génesis 25:27-28:

“Y crecieron los niños, y Esaú fue diestro en la caza, hombre del campo; pero Jacob era varón quieto, que habitaba en tiendas. Y amó Isaac a Esaú, porque comía de su caza; mas Rebeca amaba a Jacob.”

Claramente aquí se define la preferencia,  esta situación “familiarmente” hablando no es correcta, puesto que la responsabilidad de los padres es amar a sus hijos por igual, y juntos guiarlos por los caminos de Dios.

Estudiando la historia, cuando los niños se hacen jóvenes y les llegaba el tiempo para “casarse”, Rebeca le solicitó a su esposo Isaac que no permitiera que Jacob se casara con alguna mujer que no fuera de su mismo pueblo (mandato de Dios), en cambio con Esaú a ella no le importó si el se casaba con mujeres  de su pueblo o de otros pueblos, ella no le prestó atención; finalmente Esaú se casó con mujeres del pueblo de su tío Ismael, lastimosamente él (además de su falta de Dios) nunca fue orientado por sus padres a hacer lo correcto.

Aún no me ha correspondido vivir algo así, pues solo tengo un hijo (aquí);  por lo que no puedo comentar sobre tener dos hijos en casa, me imagino que debe ser un poco complicado,  pero bueno lo que sí se, es que si Dios me da la oportunidad de vivirlo, al igual que teniendo uno solo, es indispensable que mi esposa y yo estemos “al unisono” en todo lo que implica la crianza, el cuidado, el amor y la guía bíblica de ellos “por parejo”,  tendremos al igual que hoy, sentarnos a orar diariamente para que Dios nos dé a cada uno la sabiduría de guiarlos por el camino correcto.

Por todos es sabido que por naturaleza los seres humanos somos diferentes, cada uno de nosotros tiene su carácter, su estilo, etc…el cual debe ser moldeado al de Cristo, proceso que tarda toda la vida,  y es precisamente desde la niñez donde los padres deben procurar no equivocarse y junto a Dios iniciar con un hijo o con varios ese proceso de conformación a la imagen de Cristo,  porque si se dividen y aún peor, no toman en cuenta a Dios, ellos correrán peligro.

Gran tarea tenemos los padres por delante, pidamos a Dios sabiduría…!!!

Salu2, que Dios te bendiga.

R.Coto.M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s