Los Árabes “hubieran” sido el Pueblo de Dios… -1-

Publicado: noviembre 15, 2010 en Prosigo a la Meta

Ayer escuché un mensaje buenísimo, sobre LOS ABUELOS de los Judíos y de los Árabes; el tema principal se enfocaba en esperar en Dios para tomar buenas decisiones y es de lo que quiero escribir hoy; pero hubo un subtema que me dejó reflexionando bastante y del cual escribiré mañana, el cual trata de la importancia de que el papá y la mamá estén “conectados” en la crianza, educación, disciplina y amor de sus hijos, puesto que esta “conexión” es de vital importancia en el desarrollo del carácter y rumbo de cada una de las vidas de sus hijos, y aún más importante cuando ambos se “conectan” para encaminarlos por el camino de Dios.

I- Tomar Decisiones con el Visto Bueno de Dios

Origen de los Árabes y de los Judíos

Dice el texto bíblico en Génesis 25:21-25 lo siguiente:

“Y oró Isaac a Jehová por su mujer, que era estéril; y lo aceptó Jehová, y concibió Rebeca su mujer.  Y los hijos luchaban dentro de ella; y dijo: Si es así, ¿para qué vivo yo? Y fue a consultar a Jehová;  y le respondió Jehová: Dos naciones hay en tu seno, Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas; El un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, Y el mayor servirá al menor. Cuando se cumplieron sus días para dar a luz, he aquí había gemelos en su vientre.  Y salió el primero rubio, y era todo velludo como una pelliza; y llamaron su nombre Esaú.  Después salió su hermano, trabada su mano al calcañar de Esaú;  y fue llamado su nombre Jacob.

Puntos importantes:

  1. Dios escuchó la oración de Isaac y Rebeca, y les dio hijos gemelos.
  2. Dios dijo que de esos gemelos saldrían 2 Naciones o 2 Pueblos importantes.
  3. El Hijo Mayor fue ESAÚ…Padre de los ÁRABES
  4. El Hijo Menor fue JACOB… Padre de los ISRAELITAS

Dice la historia,  que estos 2 hombres desde que estaban en el vientre de su madre “peleaban”;  pelea que se ha extendido aún hasta hoy,  todos los días en los periódicos vemos como Israelitas y Árabes viven en constante conflicto, uno defendiendo lo que obtuvieron por su inteligencia y de lo cual DIOS autorizó (Israelitas) y otros tratando de recuperar lo que DIOS les quitó por haber despreciado por comida su posicion (Árabes).

Lo que muy pocos saben es:   que la falta de comunión con Dios,   el no esperar en su voluntad,   el no obedecerlo llevó a ESAÚ…el padre de los árabes,  a tomar una decisión que marcaría el rumbo de sus descendientes, situación que le trajo mucho dolor.

Dice la Biblia en Génesis 25:29-34:

“Y guisó Jacob un potaje; y volviendo Esaú del campo, cansado, dijo a Jacob:  Te ruego que me des a comer de ese guiso rojo, pues estoy muy cansado. Por tanto fue llamado su nombre Edom.  Y Jacob respondió:  Véndeme en este día tu primogenitura.

  • Jacob, fué un “vivazo”…y a cambio de un plato de lentejas, le dijo a su hermano que le vendiera “su posición” de hijo mayor…

“Entonces dijo Esaú: He aquí yo me voy a morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura?

  • Claramente, Esaú tomó la decisión, sin consultar a Dios, pensando en su necesidad, despreció su “posición”, la cual Dios le dió y se la vendió LEGALMENTE a su hermano menor.

“Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió a Jacob su primogenitura.  Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y se levantó y se fue. Así menospreció Esaú la primogenitura.”

¡Qué importante es tomar buenas decisiones!…

Esaú tomó una, que lo relegaría al 2do. Lugar,  porque veamos más allá… (claro Dios sabía lo que iba a pasar, ya lo había profetizado..”el mayor servirá al menor”),  si Esaú no hubiera vendido su primogenitura,  los árabes hoy serían EL PUEBLO DE DIOS…¿cómo lo ves?

Según podemos leer en la Biblia, Esaú contaba con todas las características necesarias de liderazgo que se requerían para que un pueblo fuerte realizara el trabajo que Dios necesitaba, pero de nada vale la fuerza o el liderazgo,  si no se hace la voluntad de Dios, de nada vale la fuerza o el liderazgo si no se toma en cuenta a Dios.

La decisión del padre de los árabes, les dio a sus hijos una posición que nunca podrán reversar, por más fuerza que utilicen,  porque los Judíos tienen a Dios de su lado; el “culpable” fue su propio padre, fue quién tomó la decisión, una muy mala decisión…¡malísima!,  la cual fue resultado de una vida que NO tomó en cuenta a Dios, algo que lastimosamente estamos viviendo hoy en día los hijos de Dios,  debemos aprender a tomar en cuenta,  o mejor dicho a que DIOS decida sobre cada aspecto de nuestras vidas, y ejecutar la orden aunque para nuestro “yo” se oponga.

Esaú despreció su posición por la falta de comunión“…¿Lo estaremos haciendo nosotros?.

“Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti (Dios) persevera; porque en ti ha confiado”  Isaías 26:3

Salu2, que Dios te bendiga.

R.Coto.M

comentarios
  1. eso esta muy mal no es esau ni jacob los padres de las naciones arabes y judias es ismael y isaac hijos de abraham isaac es el padre de los judios y jacob es el heredero de isaac el cual fue llamado israel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s