El Semáforo de la Voluntad de Dios…

Publicado: noviembre 9, 2010 en Prosigo a la Meta

Desde que estaba en la escuela dominical recuerdo una enseñanza, que aún hoy luego de “miles” de años, no se me ha olvidado, trataba acerca de la manera en que Dios responde a nuestras oraciones, no se me olvida que entre las ilustraciones nos presentaban “un semáforo” como ejemplo de las respuestas de Dios,  las cuales son:

  1. NO
  2. ESPERA
  3. SI

En el  semáforo, las luces tenían su aplicación; el Rojo representa el “NO” de Dios, el Amarillo representa el “ESPERA” de Dios y el Verde el “SI“…¡qué tiempos aquellos!


Precisamente hablando de la ORACIÓN… a TODOS nos gusta que la respuesta de Dios a cada una de nuestras peticiones siempre sea “SI“, ¡pero no!…no siempre es así,  Dios muchas veces responde de la manera que a la mayoría de los mortales no nos gusta…nos dice “NO“.

Creo que no hay nadie en el mundo que orando espera de corazón que su petición sea contestada de manera “negativa”, siempre oramos para que Dios nos conceda algo y esperamos en lo profundo de nuestro ser que su respuesta sea SI.  Lo interesante de esto es, que con el pasar del tiempo aprendemos que muchas veces las respuestas negativas (NO) de Dios a nuestras oraciones son el fondo espiritual, positivas para la vida, esto es a lo que yo le llamo las “contradicciones mortales de la vida eterna”.

La otra forma de responder de Dios,  es la manera más popular, y es “ESPERA“,  es la respuesta que prueba nuestra fidelidad, nuestro amor, nuestro gozo…en fin, nuestra PACIENCIA,  pues es este tipo de respuesta puede durar desde un segundo hasta varios días, meses, años, décadas o siglos, no siempre es rápidamente contestada, pero igual trae consigo mucha bendición.

Si hay algo maravilloso en el cristianismo (no la religión)  y de ser hijo de Dios,  es la oportunidad de hablar directamente con ÉL de la manera más natural que existe, sin frases “preestablecidas”, sin “procedimientos” o sin “ritos”,  la ORACIÓN simplemente es tener una conversación con Dios, misma que no requiere ni de traductor ni de intercesor,  es exclusiva entre Dios y yo.

Dice Dios en Biblia en un versículo muy conocido Jeremías 33:3:

“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.”


Dios, aunque parezca que guarda silencio a nuestras oraciones y peticiones, no es así,  él está trabajando en ellas, en nuestras vidas y en la respuesta que dará, la cual siempre será POSITIVA y PERFECTA, porque Él siempre desea lo mejor para nosotros sus hijos, dice Mateo 7:11:

Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

así que no nos desanimemos cuando la respuesta a nuestras oraciones sea “NO” o “ESPERA“, y aprendamo del ejemplo que nos dejó Jesús cuando enseñaba a orar, digamos siempre de corazón más allá de lo que nosotros queramos:

SEÑOR, HÁGASE SIEMPRE TU VOLUNTAD“…

Salu2, que Dios te bendiga.

R.Coto.M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s