97 años del Tatarabuelo…

Publicado: octubre 25, 2010 en Prosigo a la Meta

Ayer celebramos en la familia por parte de mi mamá, los 97 años de mi bisabuelo Juan Hernández, nacido en 1913 !increíble!…nació un año después de lo sucedido con el Titanic,  evento que yo viví pero por medio en película.

Mi bisabuelo sacó adelante una esposa por más de 50 años en que se mantuvieron casados (hasta que la muerte los separó) y a 7 hijos (Maruja, Alvaro, Gilda, Enrique, Carlos, Oscar y Ligia) los cuales todos lograron ser profesionales y de gran calidad, muchos en puestos muy importantes en el país, incluso uno de ellos fue presidente del Banco Central de Costa Rica; y todo gracias a una de las profesiones más viejas que existe…la carpintería, esto también es increíble pero cierto, claro la costura de mi bisabuela Claudia fue de gran ayuda,  quién hoy gracias a su decisión por Cristo se encuentra disfrutando de la eternidad con Dios.

Una tía mía escribió al respecto de mi abuelo lo siguiente:

“Que linda familia, que Bendición del Señor, tener al abuelito de 97 años y ver que provechosa fue su existencia y paso por la vida, y el ejemplo de honradez y trabajo que nos ha dado. Que nos llegue a los 100 y más. Felicidades abuelito.”

Todo lo que mi tía dice es cierto, y buscando en la Biblia versículos sobre la vejez, los cuales creo que no son muy buscados por lo jóvenes de hoy en día, encontré los siguientes:

“En los ancianos está el consejo”. Job 12:12

Muchas veces despreciamos sus consejos, y decimos: “están pasados de moda, ahora es otra época”…pues si decimos esto, estamos equivocados, pues la época es la misma, lo que pasa es hoy a menos temor a Dios.

“La gloria de los jóvenes es su fuerza. Y la hermosura de los ancianos es su vejez“. Prov.20:29

Según Salomón, escritor de los Proverbios, y uno de los hombres más sabios de todos los tiempos, dijo que si hay algo hermoso en un anciano es su vejez, y cuánto más si durante su vida ha caminado por el Camino, la Verdad y la Vida, si hizo a Jesús como Señor y Salvador luego de haberlo aceptado en su corazón.

Es por esto que el siguiente versículo tocó mi corazón, y es un versículo que debe ser “el slogan” de todo hijo de Dios, y es el siguiente:

“Aun en la vejez y las canas, oh Dios, no me desampares, Hasta que anuncie tu poder a la posteridad. Y tu potencia a todos los que han de venir”. Salmos 71:18

Es común pensar en “el retiro” laboral cuando lleguemos a viejos, pero en el servicio a Dios,  ni la vejez,  ni las canas son motivos para dejar de anunciar el poder de Dios a todos, la salvación de sus almas y la seguridad de la vida eterna con Dios. Así que no perdamos tiempo…seamos responsables en anunciar el evangelio y el amor de Dios.

Doy gracias a Dios…por el papá de mi abuelita, por el abuelo de mi mamá,  por mi bisabuelo…y por el tatarabuelo de Kaleb mi hijo…5 Generaciones por la gracia de Dios.

Y lo mejor es…que es MORADO…!!!

 

Salu2, que Dios te bendiga.

R.Coto.M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s