Octubre…¡qué mes!

Publicado: octubre 4, 2010 en Prosigo a la Meta

Toda mi vida me ha gustado el mes de octubre,  primero porque es el mes de mi cumpleaños, segundo porque marca el inicio del último trimestre del año, y tercero porque hace casi 4 años se agregó un motivo más, que aunque el recuerdo no es precisamente bonito debido a la muerte de mi hijo Daniel,  si lo es por el aprendizaje y porque tanto mi esposa como yo “vimos” literalmente la mano de Dios trabajando en nosotros.

Cuando yo estaba en el colegio, era común que algunos profesores de orientación y psicología, realizaran un ejercicio que se llamaba: “Cuando tenga 25 años me imagino que…” , era un ejercicio que nos hacía pensar en nuestra vida futura de adultos,  donde teníamos que describir cómo creíamos que iba a ser la misma,  en resumen recuerdo haber puesto en orden lo siguiente:

  1. Profesional
  2. Casado
  3. Luego de 3 años de casado, tener Hijos.

Gracias a Dios a los 25 años logré por su gracia y misericordia las 2 primeras; pero la 3era. que estaba en mi mente desde los 15 años, Dios decidió no concedérmela en el tiempo que yo tenía pensado;  luego de casi 3 años de matrimonio mi esposa y yo teníamos todo listo para recibir a nuestro primer hijo, pero Dios nos dijo que aún no era el tiempo…, nuestro hijo Daniel vivió solo 9 meses (en el estómago de su mamá), nunca respiró el aire de este mundo, él viajó directamente al cielo.

Esta situación es la más triste y dura que hemos vivido mi esposa y yo en nuestras vidas, aún hoy viene a nuestra mente la pregunta común del ser humano:  –“¿por qué Dios?”-…, pero bueno más que un ¿por qué? lo que hemos tratado de buscar es un ¿para qué?…y ahí es donde aprendimos a tomar la mano de Dios y seguir adelante, muchas cosas no las entendimos, no las entendemos, ni las entenderemos…pero Dios ha sabido, sabe y sabrá simple y sencillamente que fue, que es y que será…lo mejor para nuestras vidas en TODO.

Nunca en mi mente de joven pasó que se me iba a morir un hijo, nunca, y doy gracias a Dios porque desde niño con la educación de mis papás y maestros de la iglesia, me preparó (sin yo darme cuenta) para vivir esta situación, la cuál fue dura pero a la vez de aprendizaje y amor…misma que correspondió al mes que más me gusta…Octubre.

“Como tú no sabes cuál es el camino del viento, o cómo crecen los huesos en el vientre de la mujer encinta, así ignoras la obra de Dios, el cual hace todas las cosas.”  Ecl.11:5

Definitivamente este versículo es cierto, porque la historia no quedó ahí, Dios en su amor y misericordia, aunque no me dio un hijo a los 28 años, me lo dio a los 30…y ese es Kaleb…¡Gracias Dios!.

Quiero compartir la siguiente imagen, es la portada del Libro que mi esposa y yo escribimos luego de lo vivido:

El mismo nos ha ayudado a llevar el mensaje de Dios a padres que al igual que nosotros han vivido la experiencia de perder a un hijo, este libro significó un ¿para qué? para nosotros. Hoy te pido que si tienes tiempo y puedes, ores un minuto por todos esos padres, pues aunque no los conozcas, necesitan de mucha oración, así como nosotros la necesitamos.

Salu2, que Dios te bendiga.

R.Coto.M

comentarios
  1. Danett dice:

    Hermoso testimonio! Un ejemplo màs de lo perfecto que es Dios al permitirnos vivir situaciones que no entendemos, pero que al final pueden convertirse en oportunidades para servirle!

    Que el Señor sane lo que aùn queda y que el mensaje que ustedes tienen sea palabra de Dios en nosotros.

    El mayor de los èxitos! Un gran abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s