¿Por qué no le das la mano a un indigente?

Publicado: marzo 4, 2010 en Prosigo a la Meta

Ayer que viajaba en tren a mi casa,  durante el transcurso en una pared trasera de un edificio había un “grafiti” que decía:  ¿Por qué no le das la mano a un indigente?.

Buscando en el diccionario el significado de la palabra “indigente“,  me dice que es toda aquella persona que no cuenta con los medios para alimentarse, asearse, vestirse;  en fin no tiene cómo mantenerse, no tiene hogar,  anda de arrriba para abajo y duerme en la calle.  Un “indigente”  no tiene nada más que lo poco que anda puesto.

Me quedé reflexionando en esa pregunta,  y creo que NUNCA,  sinceramente nunca,  le he dado la mano a uno de ellos,  a lo más les doy una moneda,  pero nunca la mano,  de hecho cuando los veo me pongo vivo por aquello de un asalto,  los evito para no pasar al lado para no olerlos…, y aún así muchas veces me creo una buena persona.  Trato de justificar de que son así por drogadictos, por borrachos,  por mujeriegos, por su necedad y pecado, por vagabundería,  (o sea los juzgo),  y con esto justifico que no son “dignos de darles la mano, y ni siquiera de dirigirles la palabra“.  NO TENGO AMOR hacia ellos.

Esta falta de amor me hace pensar en Jesús,  y preguntarme:  ¿Qué haría Él al ver a un indigente?… y sé  perfectamente que Él no haría lo que yo hago… entendiendo que también sé que tengo la responsabilidad de seguir el ejemplo de Jesús,  pero no,  estoy mal…no estoy actuando como Jesús.

Pudiera señalar versículos de la Biblia sobre mi responsabilidad hacia las personas,  pero en este momento necesito arrodillarme y orar para no hacer diferencia entre indigente y no indigente,  tener compasión de ambos,   porque desde un punto espiritual todos ellos necesitan conocer el amor de Dios,  recibir a Jesús en sus corazones y seguir sus ordenanzas.

Un “indigente” y un “no indigente” tienen una gran característica en común…SON PERSONAS,  y necesitan conocer el AMOR de Dios, y nosotros somos los conductos que DEBEN llevar ese amor.

Y,  con esto…no quiero evadir la pregunta:  ¿Le daría la mano a un indigente?…Espero hacerlo,  tengo la responsabilidad de hacerlo,  porque Jesús aún hoy, luego de más de 2 mil años…LO HACE.

Salu2, que Dios te bendiga.

R.Coto.M

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s