Otra batalla que gana el diablo…

Publicado: julio 28, 2009 en Sin categoría
Etiquetas:

El día de ayer lamentablemente ocurrió una situación terrible aquí en Costa Rica,  un hermano menor mató a su hermano mayor.  ¿Qué pasó?,  bueno la verdad solo ellos lo pueden saber,  nosotros solo podemos informarnos con lo que sale en los periódicos,  donde se indica que fueron los problemas familiares los que determinaron este suceso.

Lo que me duele de esto,  es que el hermano menor (Alex) que accionó el gatillo y asesinó a su hermano mayor,  y que minutos después se suicidó,  pues hace algunos años él asistió a la iglesia que yo asisto actualmente,  y según me recordó mi esposa, en su momento Alex recibió a Cristo en el grupo de jóvenes donde nosotros trabajabamos.  Yo espero en Dios que de verdad lo haya hecho,  aunque como humano e imperfecto que soy lo sucedido me deja dudas,  pero al final lo yo piense me tiene sin cuidado,  porque es Dios el que tiene la última palabra cuando estén frente a frente según la decisión que haya tomado Alex por Jesús miestras vivía en esta tierra.

Esto me ha hecho pensar una vez más,  en que el diablo sigue ganando batallas,  principalmente con aquellos quienes DECIDEN en algún momento vivir alejados de Dios,   los cuales se confeccionan ellos mismos una “cadena de pecados“,  que acaban con su vida;  como le sucedió al Rey David,  cuando 1. decidió no ir a la guerra que Dios lo mandó,  2. vió a una mujer casada,  3. la deseo,  4. la tomó y adulteró,  5. gestionó el asesinato del esposo de la mujer,  6. asesinó al esposo y se quedó con la mujer de este…

Y lo lamentable de esto,  es que David por sí solo no quiso arreglar su vida,  él prácticamento lo hizo a la fuerza y con dolor,  y como lo fué la muerte del hijo producto de la relación del adulterio,   el cual por más que David le pidió a Dios que lo salvara,  al final el niño pasó a la eternidad con Dios.  David por su cadena de pecados tuvo otras consecuencias más,  pero creo que esta fue una de las experiencias más duras que él pudo haber pasado. 

Recordemos que nuestro pecado,  por más sencillo o terrible que sea…PUEDE SER PERDONADO POR DIOS,  si nos arrepentimos y lo confesamos de corazón.  Si no lo hacemos solo nos queda atenernos a las consecuencias,  las cuales nunca van a ser agradables.   David tuvo tiempo de arrepentirse y volver al camino correcto,  pero muchos no tienen esta oportunidad.

Hoy oro para que Dios tenga misericordia de los jóvenes de mi iglesia y de mi país,  y por aquellos que alguna vez fueron jóvenes,  para que cada uno DECIDA vivir y caminar en el rumbo que los lleva a la eternidad con Dios,  y así no caigan en los lazos del diablo quien…“anda como león rugiente,  BUSCANDO a quíen devorar”.  I Pedro 5:8.

Salu2

R.Coto.M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s