Publicado: junio 25, 2009 en Sin categoría
Etiquetas:

Continuamos con la descripción de las siguientes religiones,  ojalá puedas sacar de tu tiempo,  y puedas informarte un poco más,  pues muchísimas personas van rumbo al infierno siguiendo sus prácticas.

Hoy veremos:  el islamismo, satanismo, taoísmo, shintoismo, jainismo, confucionismo, brahmanismo y zoroastrismo.

IslamismoConjunto de dogmas y preceptos religiosos y leyes para la vida civil; creado por Mahoma. Del Corán, libro escrito por él, y el Sunna (tradiciones posteriores), han nacido prácticamente todas las reglas de la vida política y social del mundo árabe. El Islamismo dejo de ser sólo una religión para convertirse casi en el símbolo de la civilización árabe. Se calcula que en la actualidad existen 450 millones de mahometanos o islámicos (es la segunda religión en el mundo en número de fieles), que forman el Gran Imperio espiritual del Islam. Mahoma (Mohammed), nació en 570 en La Meca. Después de recibir la aparición del arcángel Gabriel se considera apóstol de Dios, encargado de difundir su doctrina y sucesor de los profetas anteriores: Adán, Noé, Abraham, Moisés y Jesús. Exalta la persona de Cristo y utilizó sus enseñanzas al extremo que muchos consideran el Islamismo como una herejía del Cristianismo. El Islam rechaza la Santísima Trinidad y el carácter divino de Jesús, aunque cree en la vida eterna, el Juicio Final y la resurrección de los muertos. Exige cuatro prácticas: la oración, el ayuno durante el mes de Ramadán, la limosna a los pobres y la peregrinación a La Meca. Para convertirse a esta religión basta decir, con fe y entendimiento, una sola vez en la vida, “No hay más Dios que Dios (Alah), y Mahommed es su profeta”. El sucesor de Mahoma es el Califa o Delegado. Por problemas de esta sucesión los islámicos están divididos en tres grupos: sunnitas, shiitas y wahabis. El Islam tiene el Corán como libro sagrado, que es a la vez código religioso y político revelado, según el texto coránico, por Dios a Mahoma por medio del ángel Gabriel. Pero la redacción definitiva de ese libro no se debe a Mahoma, sino a sus discípulos. Consta de 114 capítulos o suras, divididos en versículos, donde el profeta habla siempre en nombre de Dios. La concepción filosófica del universo que expone el Corán es parecida a la de las grandes concepciones semíticas, el judaísmo y el cristianismo que le precedieron. Mahoma no era filósofo, como los fundadores del brahmanismo y del budismo, y quiso una religión sencilla, al alcance de la mentalidad de su época. Propiamente no quería una religión nueva, sino continuar la tradición de los profetas bíblicos.

SatanismoHay dos clases de satanistas los racionalistas y los ácidos, la racionalista que predico Anton LaVey, dice que el hombre no debe creer en un ser bueno como Dios ni tampoco en un ser “Malo” como Satán pues dice que el hombre es el único que rige su vida (es su propio Dios), para ellos la fiesta mas importante es el día de su cumpleaños. Para la corriente ácida, Satanás es considerado como su Dios y es utilizado para convergir favores y satisfacciones personales, esta corriente cree que dios existe pero lo toma como un enemigo y le a declarado la guerra.

Estamentos:  Satán representa indulgencia en lugar de abstinencia,  Satán representa existencia vital, en lugar de sueños espirituales,  Satán representa sabiduría sin limites, en lugar de hipócrita auto- deseo. Satán representa generosidad para aquellos que le sirven, en lugar de amor desperdiciado en ingratos.  Satán representa venganza, en lugar de dar la espalda. Satán representa responsabilidad a los responsables, en lugar de concernir vampirismo físico. Satán representa al hombre como solo otro animal, a veces mejor, por lo general peor que aquellos hombres como solo otro animal, quien, por su “divinidad espiritual e intelectual desarrollo” se a vuelto el animal más vicioso de todos. Satán representa a los todos llamados pecados, que son pesados para la física, mental o emocional gratificación. Satán fue el mejor amigo de la iglesia y ha estado a cargo todos estos años.

JainismoEsta religión, con su símbolo antiguo de la esvástica india, fue fundada en el siglo VI a.C. por el acaudalado príncipe indio Vardhamana Mahavira (“Gran hombre” o “Gran héroe”). Emprendió una vida de abnegación y ascetismo. Salió desnudo en busca de conocimiento “por las aldeas y los valles de la India central para librarse del ciclo de nacimiento, muerte y renacimiento”. Creía que la salvación del alma podría lograrse sólo mediante la abnegación y autodisciplinas extremadas y una aplicación rígida de ahinsa, la no violencia para con todas las criaturas. Llegó al extremo de llevar consigo una escoba suave con la cual barría a su paso ligeramente cualesquiera insectos que estuvieran en su camino. Sus seguidores en la actualidad, en un esfuerzo por mejorar su karma, llevan una vida similar de abnegación y respeto a toda criatura.  En la actualidad hay menos de cuatro millones de creyentes de esta fe, y la mayoría está en las zonas de Bombay y Gujarat, en la India.

El jainismo es ateísta, y a este ateísmo, por lo general, ni se intenta disculparlo ni es polémico, sino que es aceptado como una actitud religiosa natural. No obstante, los jainistas no niegan la existencia de deidades, pero se considera que estos seres, como los seres humanos, están sujetos a las leyes de transmigración y decadencia, y no determinan el destino del hombre. Los jainistas consideran que las almas son individuales e infinitas. No son parte de un alma universal. Las almas y la materia no son ni creadas ni destruidas. La salvación se logrará liberando al alma de elementos extraños (karmas) que la oprimen, elementos que logran ingresar al alma por los actos de pasión del individuo. Tal acción causa el renacimiento entre los animales o substancias inánimes: los actos meritorios causan el renacimiento entre las deidades. La ira, el orgullo, el engaño y la codicia son los obstáculos principales a la liberación del alma, pero el hombre es amo de su propio destino. Al dominarse a sí mismo y al no hacerle daño a nadie, y al llevar una vida ascética, él podrá lograr renacer como una deidad. Las reglas morales para el creyente devoto requieren que muestre bondad sin la esperanza de que se le recompense por eso; de regocijarse frente al bienestar de otros; de buscar aliviar el sufrimiento de otros; y de exhibir comprensión hacia el criminal. La auto mortificación aniquila al karma acumulado.

ZoroastrismoEl zoroastrismo es el conjunto de las doctrinas y preceptos difundidos por Zaratustra. Descienden de una antigua secta que gobernó Persia entre los siglos VIII y VI a.C. Zoroastro nació en una pequeña comunidad de estilo arcaico al noreste de Irán.  Zoroastro tuvo sus primeras revelaciones a los treinta años de edad, luego de meditar durante varios días ante el fuego apartado del mundo en las montañas del Khorasán, en el noreste de Irán. Sus enseñanzas están escritas en los Gatha, 17 himnos o cantos; y del Avesta, que son una recopilación de textos sagrados de la religión mazdeísta.  Zoroastro se presentó como un profeta sin espada, es decir, que predicó sin violencia. Consideraba que en el cielo no existía la cólera y que no había más que en la tierra y en el “astral”. Creía en Ahura Mazda, maestro de la sabiduría y creador del mundo. Su dios no era violento ni vengativo y sólo pedía a los humanos tres cosas:

  • Un pensamiento puro.
  • Una palabra pura.
  • Una acción pura.

Estas tres condiciones era la puerta a la salvación que se ofrecía a todos. Bajo las enseñanzas de Zaratustra, los parsis (zoroastras) empezaron a rechazar a otras divinidades, las daivas, potencias del mal dirigidas por Ahrimán, el destructor, hermano gemelo de Ahura Mazda, des poseído y opuesto a él.  Zoroastro condenó el ritualismo mecánico, el paganismo y la brujería. También eliminó en sus discípulos el deseo de conocer el porvenir y desaprobaba la magia que, según él, el pretender controlar las fuerzas invisibles no atrae más que a los espíritus malos e ignorantes.

TaoísmoSu fundador, Lao-Tse nace en el siglo VI a.C.. Ocupa un puesto importante en la corte del emperador, pero al contemplar tanta corrupción decide organizar un viaje al lejano Oeste. En su libro, “Tao-te-King”, propone un camino de salvación muy distinto al de Confucio. Su doctrina se acerca al hinduismo. Dice que lo importante es alejarse de todo lo sensorial y caminar hacia lo puro, el Tao. El Tao es el origen del cielo y la tierra, de quienes surgen todas las cosas, es quien regula el Yang-Yin. Es el modelo de comportamiento de todos los hombres y el principio de toda actividad justa en lo político y lo social. Para imitar al Tao hay que tener paciencia, ser sencillos y sin pretensiones. Hay que llegar a no hacer nada para poder hacerlo todo. Hay que evitar las tensiones, se desea llegar a una quietud mística. Tiene virtudes fundamentales paz, tranquilidad, silencio y como virtudes menos importantes recomienda la piedad filial, lealtad, bondad hacia las criaturas, paciencia, sacrificio de sí mismo por los pobres, liberar a los esclavos, plantar árboles y hacer caminos, enseñar al ignorante y hacer las ofrendas a los dioses. 

Como preceptos exige no matar, no beber alcohol, no mentir, no robar y no cometer adulterio. Esta metafísica de la no acción contribuyó a fomentar en el pueblo toda clase de supersticiones y magias, buscando ansiosamente el elixir de la vida.  El Taoísmo promete la inmortalidad y admite la metempsicosis. El Taoísmo sigue siendo con el Confucionismo y el Budismo una de las religiones más difundidas de China, y con alrededor de 30 millones de seguidores en el mundo.

ShintoismoCerca de 67 millones de asiáticos – especialmente los japoneses – profesan esta creencia, que no es considerada exactamente como una religión, ya que cristianos y budistas aceptan la coexistencia en una misma persona del budismo o cristianismo con el shintoismo. Su principio fundamental es el respeto y lealtad al Emperador de Japón y a los grandes antepasados imperiales y la reverencia a los espíritus o memoria de los grandes personajes del pasado histórico o familiar. Existe comunión con los muertos y deseo de agradarlos y complacerlos. Como mantiene muy unidos los vínculos del pasado con el presente, su símbolo es el “sakiki”, árbol siempre verde, que nunca muere ni languidece. No utilizan imagenes ni sermones, carecen de congregaciones y rechazan el culto a la vida prenatal y a la eternidad después de la muerte. Aunque no hablan de pecado ni virtud, cultivan una exagerada limpieza corporal.

BrahmanismoSistema religioso, moral y metafísico basado en la concepción panteísta de la divinidad, y cuya fuente son los libros sagrados de los indios, escritos en el período de 1500 a 400 a.C.: los cuatro Vedas, los poemas Ramayana y Mahabharata, así como los tratados filosóficos de las distintas escuelas que constituyen un cuerpo de doctrina que ha perdurado a través de la historia para contar todavía con más de 280 millones de fieles. Con la concepción eminentemente poética de los orígenes y función del mundo y de la divinidad, el brahmanismo consagró dos principios fundamentales y característicos: la división en castas y la metempsicosis. Para poblar la tierra, Brahma engendró cuatro hijos: Brahmán, con la boca; Chatria, con un brazo; Vaisia, con un muslo; y Sudra, con un pie, y cada uno de ellos dio origen a una de las cuatro castas en que se dividió el pueblo indio: los brahmanes, a quienes correspondía el ejercicio del sacerdocio, la justicia y la medicina, clase privilegiada por excelencia, de la que procedían también los poetas y sabios; los chatrias, guerreros y magistrados; los vaisias, comerciantes, artesanos y agricultores; y los sudras, cuya suprema aspiración no podía ser otra que la de entrar al servicio de un individuo de las tres casta superiores, y cuya condición social sólo difería de la esclavitud en que no podían ser empleados en menesteres impuros, no se consideraban propiedad ni mercancía, y disfrutaban del derecho de herencia. Al margen de las castas vivían los parias, restos quizás de un pueblo vencido, víctimas de la degradación y del desprecio, y considerados socialmente inferiores al animal. No obstante esta división de castas, el brahmanismo acepta un mejoramiento sucesivo del alma, que se efectúa mediante la metempsicosis, y que está determinada por el valor de las buenas obras realizadas. Así, el estado físico de las almas, en la reencarnación, es el resultado de la conducta moral anterior. “Toda palabra, acto de pensamiento o del cuerpo lleva un fruto bueno o malo”, dice el Código de Manú.

Mucho es difícil de creer pero es cierto,   oremos para que Dios les dé a los seguidores el camino hacia la luz y puedan conocer LA VERDADa Jesús.

Salu2

R.Coto.M

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s