Las Religiones…

Publicado: junio 24, 2009 en Sin categoría
Etiquetas:

Continúo con el Estudio de las Religiones:

Como cité ayer,  entre las principales religiones se encuentran:  judaísmo, cristianismo, monoteísmo,  budismo,  hinduismo, islamismo, satanismo, taoísmo, shintoismo, jainismo, confucionismo, brahmanismo y zoroastrismo.

 Hoy veremos las 5 primeras,  en apenas un pincelazo de cada una,  para que usted haga su propio análisis comparándo sus creencias con lo que dice Dios en su palabra.

JudaísmoEl Judaísmo, es padre de todas las religiones monoteístas, está basado en la fe de un solo Dios. A diferencia de otras religiones, éste no está centrado en un profeta o en un salvador, sino en la idea de un pueblo elegido.  Fe en la existencia de Dios: en su unidad; en su incorporeidad; en su eternidad; la fe que necesita adorar sólo a Dios; la fe en los Profetas; que Moisés es el más grande de los profetas; que la Torá es de origen celestial; que es inmutable; la fe en el hecho de que Dios conoce las acciones de los hombres; que recompensa a los buenos y castiga a los malvados; la fe en la venida del Mesías; la fe en la resurrección de los muertos.

Cristianismo:  El cristianismo es una de las tres grandes religiones monoteístas, junto con el Judaísmo y el Islam. Se inició como un movimiento mesiánico en el seno de judaísmo inspirado en Jesús de Nazaret y centrado en su persona. El hecho de que su fundador fuese crucificado por los romanos y repudiado por el pueblo judío, no impidió que sus discípulos extendiesen el culto por todo el mundo basándose en la idea de su resurrección. Para el cristianismo sólo hay un Dios que la Trinidad aparece como tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Este Dios otorgó a los hombres diez mandamientos a través del profeta hebreo Moisés, que son la ley que todo cristiano debe respetar. El cristianismo acepta la Biblia o Sagradas Escrituras hebreas a las que añaden los Evangelios, o vida de Jesús y otros escritos que conforman el Nuevo Testamento.

El monoteísmo:  La creencia en un “mashíaj” (Mesías) o “Cristo”. El cristianismo concibe de forma diferente a su Mesías, de tal forma que, para la mayoría de las confesiones cristianas, Jesús (“Jeshúah”) es la encarnación del Hijo de Dios y el libertador de toda la humanidad, no sólo de Israel. Los cristianos y los judíos siempre han estado en desacuerdo sobre el Mesías, desde el mismo principio del cristianismo hasta nuestros días; estas divergencias se basan en interpretaciones diferentes de varios pasajes del Antiguo Testamento o Tanáj.

Budismo:  El Budismo es el nombre que se le da a las enseñanzas de un Buda. Buda es la palabra sánscrita que quiere decir “El Iluminado“, un ser humano que ha despertado a la verdad de la vida y del universo.  Contrario a la mayoría de las religiones, el Budismo no hace alardes de una revelación divina. Comenzó con un hombre, quién, a través de sus propios esfuerzos, descubrió la realidad fundamental dentro de sí mismo y enseñó que cualquiera podría hacer lo mismo. En este sentido el Budismo no solamente se refiere a la enseñanza de un Buda, sino a la enseñanza que permite a las personas convertirse en Budas.  El Budismo, al igual que otras religiones de importancia, persigue liberar al hombre de los sufrimientos de su estado finito, uniéndolo a la verdad fundamental o a la realidad absoluta. Pero, contrario a las religiones occidentales que tienden a personificar a la verdad como Dios, un poder externo mucho más elevado que la persona, del cual se puede depender, el Budismo la considera como la médula de nuestra propia vida. En vez de buscar para lograr un reino más alto, el Budismo dirige al hombre a encontrar lo absoluto dentro de sí mismo. De esta forma, el ser humano es el foco central del Budismo, el cual lo presenta como el depositario de todos los potenciales.

Hinduismo:  La triple manifestación del Dios supremo, conocido como la trinidad hinduista (Trimurti), son Brahma, Visnú y Shiva, creador, conservador y destructor respectivamente. Aunque estos son los dioses principales, el panteón hindú cuenta con la increíble cifra de 330 millones de dioses. Cada dios posee múltiples avatares. Un avatar es una reencarnación del dios sobre la tierra. El hinduismo no tiene fundador, carece de ritos  y tampoco posee una jerarquía religiosa. El hinduismo es hereditario, esto quiere decir que no te puedes convertir al hinduismo; sólo puedes ser hindú si has nacido hindú. Uno de los pilares fundamentales del hinduismo es la creencia en la reencarnación, que está muy ligada al sistema de castas. Según la doctrina de la reencarnación, cada ser humano que muere se reencarna en otro, ya sea humano o animal, y este ciclo se repite eternamente. Si alguien se reencarna en una persona perteneciente a un casta inferior o a un intocable es debido a que su comportamiento (karma) no fue bueno en su vida anterior. Y como no es posible recordar las vidas anteriores, los hindúes aceptan su suerte resignadamente sin siquiera pensar en revelarse, puesto que ellos creen ser los únicos responsables de su precaria situación.  Siendo la vida terrenal un valle de lágrimas, el objetivo a conseguir es librarse del samsara (la rueda de las reencarnaciones) y alcanzar el nirvana, objetivo que sólo alcanza algunos privilegiados.  Los dioses más destacados dentro del panteón hindú: Brama, Krisna, Sarasvati, Visnu, Rama, Laksmi, Ganesh, Shiva, Hanuman, Parvati.

—————————————————————————————————————

Mañana continuaré,  ojalá puedas sacar tus propias conclusiones de cada una de esas religiones.

Salu2.

R.Coto.M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s