Servir a Dios…sin importar la crisis.

Publicado: junio 9, 2009 en Sin categoría
Etiquetas:

No hay nada que más anhelo en esta vida,  y es dedicarme al servicio a Dios el 100% de mi tiempo.  Pero bueno,  aún Dios en su voluntad,  no me ha permitido hacerlo por lo que sigo orando para estar listo cuando ese momento llegue.

Y si hay algo en lo que pienso cuando llegue ese momento es sin duda (lamentablemente) es en el sostenimiento económico,  pues tengo una familia por la que tengo que velar,  tengo una casa que pagar.  Pero cuando pienso en eso trato de recordar este versículo que dice:

“Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.”  Mat.6:24

Definitivamente nadie,  puede servir a dos señores,  por eso,  si mi deseo es Servir a Dios,  debo entender que el dinero,  ó lo económico es totalmente secundario,  no debe ser determinante,  no me debe importar en nada,  pues sirviendo a Dios,  él me sostendrá sea como sea,  pues Él es el dueño de absolutamente todo.

Por eso,  si algún día estás pensando servir a Dios,  inclusive en estos tiempos de crisis,  recuerda estas palabras de Jesús en Mateo 6:25-33:

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

Mas buscad PRIMERAMENTE el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Esto último es clave,  porque si buscamos lo eterno, automáticamente será añadido lo que necesitemos en esta tierra.  Creo que la crisis económica es como un chiste para Dios,  porque si deseamos servirlo con todo nuestro corazón nada nos faltará.

Salu2

R.Coto.M.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s