Ejercicio Físico…pero mejor el Espiritual

Publicado: mayo 21, 2009 en Sin categoría
Etiquetas:

“Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad;  porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera. Palabra fiel es esta, y digna de ser recibida por todos.”   I Tim.4:8

Casi estoy por cumplir un año en un “regimen alimenticio combinado con ejercicio” el cual me ha ayudado a bajar 10 Kilos,  lo cual ha sido muy gratificante y motivador para seguir adelante,  y lo que más disfruto es que no he tenido que dejar de comer cosas,  todo es igual pero de forma mas controlada, sin pastillas ni fajas…todo a pura fuerza de voluntad. ¡gracias a Dios!.

Y es que hoy en día,  es una moda,  vivimos en un mundo “fitness” ó hasta “light” como dicen,  todo el mundo quiere lograr tener medidas y cuerpos perfectos,  así como los deportistas y modelos,  casi en cada esquina hay un gimnasio,  en cada centro comercial algún negocio que garantiza bajar de peso en una semana,  en un mes y creo que hasta en un día.

Pero,  en lo más importante y determinante,  que es lo espiritual,  el mundo está mal,  por todo lado y en todos los ámbitos vemos la rebelión hacia a Dios,  por todo lado donde queramos ver como por ejemplo:  decadencia moral,  sexual,  violencia,  rebelión a la autoridad, destrucción al ambiente,  avaricia,  etc., etc.  lo que sin duda esta llevando poco a poco a un caos mundial,  todo porque lo que más le interesa al mundo es lo que se vé,  lo físico,  no entendiendo que más que eso nosotros somos seres eternos,  y que cuando nuestra carne sea destruida tendremos que enfrentarnos a Dios,  y dependiendo de si recibimos a Cristo en nuestros corazones iremos al cielo ó al infienrno, en este momento no importará si tienes las medidas perfectas,  el peso perfecto,  cuadros en el abdomen,  si tienes buena resistencia física,  aquí lo que va a importar es tu espíritu,  tu alma,  por eso es muy importante el ejercicio que hayas hecho…pero espiritualmente.

Y para ejercitarse espiritualmente lo que se necesita es matricularse al gimnasio de Dios;  el valor de la matricula es tener una relación íntima diaria con Dios,  y las “pesas” son la lectura bíblica y la oración,  ojalá esto fuera parte de todos aquellos con sobrepeso (pecado) espiritual para que logren estar en forma A LOS OJOS DE DIOS.

Salu2.

R.Coto.M

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s