Viernes difícil…

Publicado: abril 24, 2009 en Sin categoría
Etiquetas:

Hoy solo quiero escribir sobre un versículo que nos enseña que por más que queramos jugar de super héroes en esta tierra,  nuestro cuerpo carnal es totalmente frágil…ese versículo es Rom. 5:12,  que dice:

Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

Este versiculo dice que gracias a Adán,  quién pecó en Eden,  nos heredó un mal que nos carcome que se llama PECADO,   el cuál pasa a todos los demás que nacieron, nacen y nacerán después de él…y ese pecado es el que diariamente va deteriorando nuestra cuerpo.

Esto lo he sentido en esta semana más que nunca pues aunque en mi situación fué al revés,  pues mi hijo se enfermó de un virus muy fuerte que lo afectó mucho en su estado de ánimo y fuerza,  al punto de dejar de ser el constantemente inquieto de siempre a ser totalmente calmado.  Este virus se lo trasmitió luego a mi esposa,  y hoy viernes amanecí yo con lo mismo;   la verdad es muy fuerte y afecta mucho el cuerpo,  y el dolor de la cabeza es insoportable,   solo deseo estar acostado sin moverme.

Aunque el orden debió haber sido,  primero yo,  luego mi esposa y luego mi hijo;  la historia fue al revés.   Lamentablemente, el pecado que nos separa de Dios,  si tiene un orden y se pasa de generación en generación,  ese “virus” nos carcome,  es como un “cancer” que muchas veces no sentimos… ese “virus” si tiene una consecuencia principal,  es que nos aleja de Dios.  Pero gracias a Él mismo,  que nos dió a su Hijo Jesús para sanarnos de esa enfermedad,  y así darnos vida eterna hoy cada ser humano tiene la posibilidad de escoger entre ser un enfermo temporal ó un enfermo eterno.

Este remedio instantáneo dado por Dios, y es eterno;  en cambio el virus que me afecta,  tiene medicamentos que me llevan a alcanzar una mejoría  3 ó 4 días después,  y con el problema de que algún día puede volver.

Cuando tenga la oportunidad de enfermarse,  piense en el pecado,  y sacará grandes enseñanzas para su vida,  una de las que mas me alegra,  es que en el cielo no exisitirá ninguno de los dos,  ni la enfermedad ni el pecado.

Salu2,  que Dios te bendiga.

R.Coto.M

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s