Martes Santo.

Publicado: abril 7, 2009 en Sin categoría
Etiquetas:

Hoy al igual fue un día tranquilo, pero si algo dió un toque diferente a mi día,  fue escuchar a unos compañeros en el trabajo hablando de  2 temas importantes acerca de Dios…

En su conversación lo primero que hablaron,  fue sobre el juzgar a un pueblo, o a una raza incógnita y desconocida incluso por los mapas,  por no creer en Dios,   incluso que ellos no saben lo que es bueno o malo ante Dios, pues nunca han conocido el Dios que nosotros conocemos,  y ellos puede que adoren a un arbol,  y ese sea su dios.  El segundo tema fue sobre que todos somos hijos de Dios,  malos,  medio malos, buenos,  medio buenos,  todas las personas que existen son hijos de Dios.

Gracias a que escuché estas conversaciones,  yo junto a otra compañera cristiana,  pudimos hablarle de Cristo a otra compañera que hablaba sobre estos temas,  aunque no tomó una decisión,  pudo conocer con la Biblia lo siguiente respecto a los 2 temas que hablaron:

1.  Sobre el primer tema, La Biblia dice que todos y cada uno de los seres humanos,  cuando mueran ó cuando Cristo venga por segunda vez,  seremos juzgados por Dios,  de esto nadie se va a “escapar“,  todos alguna vez nos sentaremos en la silla que tiene Dios preparada para hablar con nosotros.  Lo primero que hará será preguntarnos si tomamos la decisión de aceptar o no a Cristo en nuestro corazón,  según la respuesta iremos a 1 de 2 destinos,  si aceptamos  a Cristo vamos al cielo por siempre,  si no lo aceptamos a Cristo en nuestro corazón como Señor y Salvador,  el destino eterno será el infierno. ¿Qué pasará con los pueblos donde el mensaje de Dios no ha llegado?.  bueno la Biblia dice lo siguiente:

 “Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados;  porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados.  Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos,  mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos, en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.”  Romanos 2:12-16

Es necesario que se predique el evangelio por todo el mundo,  esto creo yo,  es lo que está atrasando un poco la segunda venida de Cristo.  Si hacemos un análisis de hasta donde ha llegado el mensaje de Dios,  nos daríamos cuenta de que esta profecía se está cumpliendo,  misioneros han llegado a lugares que ni sabíamos que existían.

Tambien la Biblia dice que muchos serán juzgados por su conciencia,  cada persona sabe a lo interno,  si lo que está haciendo es bueno o malo,  puede que esto sea lo que finalmente sea juzgado en ellos y alguna escala (me imagino yo) que tendrá Dios en el cielo decidirá justamente si tal persona puede entrar al cielo.

“…y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras.”  Apoc. 2:23

2.  Sobre el segundo tema;  donde afirmaban o creían que todos somos hijos de Dios;  no es cierta.  Todos somos seres creados por Dios,  eso sí,  pero no todos somos Hijos de Dios.   Cada persona que venga a este mundo tiene el privilegio de haber sido imaginado y creado por Dios,  asi como Dios creo a Adan.   Adán fue creado a la imagen y semanza de Dios,  cuando el cayó en pecado,  se estableció un límite entre Dios y el hombre,  por lo que los descendientes iban a heredar ese pecado,  por eso nosotros no fuimos creados a la imagen de Dios,  fuímos creados a la imagen de Adan,  lo que significa que somos de la familia de los “caídos“.   Este límite ó pecado es lo que imposibilitó que todos además de ser creados por Dios fuéramos sus hijos.

Ahora bien,  no todo es malas noticias,  gracias al amor de Dios,  envió a Jesús a morir por nosotros,  dandonos la oportunidad de que si decidimos aceptarlo en nuestros corazones,  podamos ser llamados “Hijos de Dios“,  recibiendo la herencia de vida eterna.  Esa decisión define quién es “hijos de Dios“,   y quién es solamente “criatura de Dios” .

Dice la Biblia:

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;  los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.”  Juan 1:12-13

“…pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.”  Galatas 3:26-28

El que desee ser “hijo de Dios“,  debe aceptar en su corazón al unigénito Hijo de Dios…

Salu2,  que Dios te bendiga.

R.Coto.M

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s