Salida a Vacaciones…

Publicado: abril 3, 2009 en Sin categoría
Etiquetas:

Hoy es un día en que muchas personas salen de vacaciones, aprovechando que el lunes inicia la famosa “Semana Santa“,  la cual muchos esperan con fervor,  y no precisamente por lo religioso.

A esta semana se le llama así “Semana Santa”,  debido a la costumbre católica de celebrar y recordar la vida,  muerte y resurección de Jesús;   muchos le llaman también la “la semana de la reflexión” ;  el objetivo (al menos en la teoría)  es que las personas hagan un alto y piensen en su caminar,  pongan en orden lo que esté desordenado en su vida y tomen nuevas fuerzas para vivir las siguiente semanas “no santas“.

Lamentablemente para algunas personas esto es sólo teoría,  pues si hiciéramos  una encuesta donde se consulte lo primero que viene a la mente cuando escuchamos que “viene la semana santa“,   muchos responderíamos:  vacaciones,  playa,  montañas,  paseos,  arreglos de la casa,  fiesta,  alcohol…etc., etc., etc.,  y ¿Por qué?,  bueno porque el mundo de hoy y de siempre,  busca diversión, salir de la rutina de sus trabajos,  lo cual no es malo,  yo de hecho tambíen busco de vez en cuando salir a pasear y a divertirme.

Lo malo es cuando nos pasamos de la raya,  y nuestra vida se convierte en una completa diversión,  y no dejamos espacio para Dios en nuestras vidas,  más que sólo UNA SEMANA,  cuando todas deberían ser para alabar y honrar a Dios con nuestras vidas. 

Tengamos cuidado de no sólo entregar a Dios UNA SEMANA al año,  entreguemos todas y vivamos entendiendo que este mundo es pasajero,  un día se acabará,  y vendra ahora sí,  el descanso eterno ó la destrucción eterna,  según la decisión que hayas hecho de recibir o no a Jesús como tu Señor y Salvador de tu vida.

Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios. Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos. Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven.  Romanos 14:5-9

Salu2,  que Dios te bendiga.

R.Coto.M

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s