*D25*… ¿Merecemos que nos limpie?

Publicado: marzo 24, 2008 en Sin categoría
Etiquetas:

Devocional 25

Texto:  Juan 13:8

“…Jesús le respondió:  Si no te lavare, no tendrás parte conmigo .”

 Cuando Jesús lava los pies de los  discipulos en Juan 13,  además de sorprendernos a nosotros también los sorprendió a ellos;   uno de los 12,  Pedro le preguntó a Jesús:

_¿tú me lavas los pies?;   Jesús le dijo que algún día lo iba a comprender…

_Pedro le dijo: “No me lavarás los pies jamás”,  me imagino todo bravo,  queriéndose pasar de listo,  pero Jesús le responde y le dice:  “Si no te lavare,  no tendrás parte conmigo”

Por lo que Pedro le dice a Jesús: que no solo le lave los pies,  sino también las manos y la cabeza;   este discípulo entendió que debía ser limpiado por Jesús para tener parte en el cielo con Él,  entendió el cuadro.

Hoy igualemente que Pedro,  todas las personas deben entender ese principio;  Si Jesús no nos limpia,  no entraremos al cielo;  es necesario que Él quite de nosotros la mugre y la suciedad del pecado,  pues es la única manera de que entremos a una eternidad con Dios.

¿Merecían los discípulos que los Jesús los limpiara?;  la verdad es que no,  todos lo iban a abandonar,  Pedro lo negó,  Judas lo traicionó, etc..  ya Jesús sabía que sus discipulos no lo iban a seguir hasta la cruz,  pero aun así se inclinó,  y sin usar “guantes” lavó los pies de todos.

¿Merecemos nosotros que Jesús nos limpie?….la verdad es que tampoco,  pero en su amor lo hace,  y si queremos ir al cielo, debemos permitir que nos limpie,  esto es dejarlo entrar en nuestro sucio corazón y permirle que sea el amo y Señor de nuestras vidas. 

Pero bueno,  más allá de si merecemos o no que Jesús nos limpie,  (yo creo que no lo merecemos),  Él ya decidió limpiarnos desde hace muchisísimo tiempo,  fue una idea amorosa de su parte y de la cual debemos estar profundamente agradecidos;  pero ahora,  la decisión de “dejarse” limpiar,  es de cada ser humano. 

Jesús tiene la palangana,  la manta y la disposición de limpiarnos,  si queremos,  nos puede limpiar y darnos la salvación de nuestras almas;  si no queremos,  no tendremos parte con Él en el cielo,  y nuestro destino será el infierno.

Yo me dejé limpiar y ahora Jesús vive en mi… y ¿Usted ya decidió?,  espero en Dios que sí.

Saludos,  que Dios te bendiga.

Róger Coto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s