*D22*… Declarados Inocentes.

Publicado: marzo 17, 2008 en Sin categoría
Etiquetas:

Devocional 22

Texto:  Juan 8:7

 “…El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella”

La historia de la mujer adúltera me deja grandes enseñanzas.

El primer punto que quiero resaltar es el problema de la religiosidad de los Fariseos;  estos que se autollamaban “guardianes de la conducta“,   eran los que muy apegados a su creencia sacaron al espectáculo público que una mujer había cometido adulterio,  ellos le dijeron a Jesús que estaban listos para apedrearla,  pues así enseñaba la ley,  ellos muy estrictos en su labor no les importaba para nada los sentimientos de esta mujer pecadora,  lo único que deseaban era castigarla porque “así lo ordenaba Dios”.   Jesús en una clase muy buena de discipulado les dice que el primero que no tenga su vida marcada por el pecado que tire la primera piedra,  obviamente todos dejaron caer la piedra,  me imagino la mente de estos hombres diciendo “la verdad yo creo que soy peor que esta mujer en mi vida privada“,  claro, ninguno lo expreso pero estoy seguro que lo pesaron.

Muchas vecespor querer “jugar” de santos,  señalamos los pecados de otras personas,  los comentamos con todo mundo,  y lo menos que hacemos es preocuparnos por esas personas y brindarles nuestro apoyo;  debemos quitar primero la “paja” de nuestras vidas antes de juzgar a los demás,  recordemos que hay un Dios que todo lo ve,  no seamos hipócritas como los fariseos, esto es lo primero que aprendo.

El segundo punto que me hizo reflexionar este pasajer es,  sobre el mandato de Jesús a la mujer después de que todos los acusadores se habían ido;  Él le pregunta a la mujer “¿Ninguno te condenó?“,  ella le respondió “ninguno“,   entonces Jesús le dice:

“Ni yo te condeno;  vete,  Y NO PEQUES MÁS”

 Jesús sabía que la mujer estaba,  vivía,  respiraba y transpiraba el pecado del adulterio,  pero Él en su perfecto amor le dice que apesar de su curriculum de maldad,  no la condena…recuerde Jesús no nos condena,  más bien si nos arrepentimos de nuestros pecados y lo aceptamos en nuestro corazón nos da vida eterna.  El lo que le dice a la mujer,  que creo aprendió la lección es;  que a pesar de su pecado,  él es capaz de perdonarla,  peeero,  debe dejar de pecar, sé que dejar de pecar para nosotros es imposible miestras vivamos en este cuerpo,  pero Jesús le dice que al menos deje de pecar con el adulterio.

Seguidamente a esta pasaje,  Jesús nos dice:

“…Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas;  sino que tendrá la luz de la vida”

Él es la luz, y l que lo sigue VERDADERAMENTE no andará en las tinieblas del pecado,  esto es lo más importante en nuestro caminar.

Termino con la siguiente frase que me gustó mucho:

Cuando la mujer adultera pecó y era acusada,  Jesús la perdonó escribiendo con su dedo sobre la arena un mensaje;  cuando nosotros pecamos él nos dejó el mismo mensaje…pero no en la arena,  sino en una Cruz escrita con sangre

Ojalá hoy puedas reflexionar sobre esto…principalmente porque gracias a su sacrificio hoy nos declara inocentes.

Saludos,  que Dios te bendiga.

Róger Coto

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s