*D17*… Su palabra, mi apoyo.

Publicado: marzo 10, 2008 en Sin categoría
Etiquetas:

Devocional 17

Texto:   Juan 5:2-3

“Y hay en Jerusalén,  cerca de la puerta de las ovejas,  un estanque, llamado en hebreo Betesda,  el cual tiene cinco pórticos.  En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos,  que esperaban el movimiento del agua.”

La historia que se desarrolla en este pasaje es muy conocida,  y nos acordamos más cuando escuchamos la frase que hace popular el mismo,  cuando Jesús dice: “Levántate, toma tu lecho, y anda” (Juan 5:8).

Tratemos por un momento de ver la escena;  un ambiente con gran cantidad de personas enfermas,  las cuales esperan con ansias que un angel baje a tocar el agua del estanque,  para así salir “corriendo” a mojarse con el “agua milagrosa“;  obviamente habían enfermos con mayor ventaja,  y es donde aparece un paralítico con 38 años de sufrir esa enfermedad,  la cual pienso que debe ser bien,  pero bien difícil sobrellevar.  

Entonces Jesús lo VE,  y le dice: “¿Quieres ser sano?, y el hombre no le respondió “” de una vez,  si no que le contó a Jesús el problema que tenía para llegar al estanque…pero Jesús sin mucho espectáculo lo sana, y le dice que dé el testimonio,  mismo que hizo que los del pueblo lo calumniaran.

Pero bueno,  lo interesante que encuentro en este pasaje es lo siguiente:

  1. Estamos en un mundo repleto de personas enfermas espiritualmente,  que necesitan urgentemente ser sanadas,  muchos de esos equivocadamente andan buscando curas que no les funcionan,  muchos la buscan en la religión, en las obras,  y lo que menos hacen es buscarla en Jesús;  los que tenemos a Cristo en nuestro corazón,  somos doctores graduados para mostrarles a todas esas personas la cura a su enfermedad.
  2. Jesús,  esta ahí para escuchar nustros problemas,  los cuales muchas veces los hacemos más grandes de lo que son,  y como dicen “nos ahogamos en un vaso de agua“,  pero recordemos que los problemas no son más grandes de lo que es Dios,  así que pongamos nuestra confianza en Él.
  3. Debemos dar testimonio de lo que Jesús ha hecho en nuestras vidas,  así que adelante,  póngamonos la gabacha y trabajemos como médicos en este mundo enfermo,  recuerde que contamos con la benición del jefe de médicos…el mismo Dios.

 Saludos,  que Dios te bendiga.

Róger Coto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s