*D11*… Superpoderoso, pero no arrogante.

Publicado: febrero 21, 2008 en Sin categoría
Etiquetas:

Devocional 11

Texto:  Juan 2:2

“Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos”

Dios me ha permitido trabajar para él desde que tenía 15 años,  tiempo que ha sido de gran bendición;  pero hubo una época bien corta en mi adolescencia dónde la arrogancia,  ó el sentirme más que los demás,  por ser “líder” era más importante que el interesarme por las personas,  y eso,  mi “liderazgo” era recoger las ofrendas y dar anuncios,  pero bueno el ser observado me hacía sentir importante.   Pero bueno,  gracias a Dios,  con la madurez,  eso se terminó al poco tiempo y pude aprender que servir a Dios es amar e interesarme por las personas más que cualquier otra cosa.

El devocional de hoy me ayudó a recordar esa época y a darme cuenta nuevamente que Jesús no era “juegue vivo” (arrogante),  Él era todo lo contrario a pesar de su gran poder.

El texto de Juan capítulo 2,  dice que Jesús fue invitado a un matrimonio,  Él recibió una tarjeta por parte de los novios para que asistiera,  y Jesus no se negó,  el fué junto con sus discípulos,  sin importar el trabajo tan importante que tenía por delante,  incluso para asistir a la ceremonia,  tuvo que caminar aproximadamente 144 kilómetros,  creo que esa distancia es como ir de Heredia a Liberia,

Jesús aquí,  nos muestra una clave para todos aquellos que están trabajando en un ministerio,  que piensan hacerlo, ó simplemente desean seguir los pasos del Maestro;  Él nos dice que tenemos que amar a las personas y compartir con ellas,   debemos mostrarnos amigos,  para así tener un espacio más amplio para mostrarles el evangelio.  La posición ni lo agetriado de la agenda debe impedirnos hacer amigos y mostrar el amor de Dios que mora en nosotros.

Antes de ese matrimonio Jesús no era una “celebridad”,  ni había hecho milagros; a Él verdaderamente lo invitaron porque era amado por la pareja que se iba a casar.  Jesús se daba a querer,  la gente de su pueblo lo amaba.

Jesús se esforzó por ser tan humano como cualquiera,  no necesitaba estudiar sin embargo iba a la sinagoga,  no tenía necesidad de ingresos y sin embargo trabajaba en el taller de su padre,  no tenia necesidad de caminar tanto para ir a una Boda,  pero lo hizo.

Jesús debe ser el modelo para nuestra “gestión” y servicio…reflexionemos si lo estamos haciendo cómo Él nos manda a hacerlo, ó simplemente estamos vanagloriandonos de una posición.  Recordemos que algún día,  nuestras obras serán revisadas minusiosamente por Dios.

Saludos,  que Dios te bendiga.

Róger Coto

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s