*D6*… Gallinas, un Martillo y Jesús

Publicado: febrero 7, 2008 en Sin categoría
Etiquetas:

Devocional 6

Texto:  Marcos 6:3

“No es éste el CARPINTERO,  hijo de María,  hermano de Jacobo,  de José, de Judas y de Simeón?…”

La profesión que ejerció Jesús en esta tierra,  como ya sabemos,  fue la carpíntería,  una de las profesiones más antiguas y sencillas que ha existido,  la cual heredó de su padre José,  pero… ¿Por qué la carpíntería?.

Bueno,  hay 3 cosas que puedo aprender de esto:

Lo primero que aprendo es, que Jesús posiblemente (aunque no había necesidad) deseaba sentir lo que es vivir en necesidad;  lo que es vivir en un pueblo no muy conocido,  en un hogar humilde y polvoriento;  lo que es trabajar duro para poder comer;   sentir los “callos” en sus manos y la suciedad en su cuerpo y ropa;  en conclusión, Él quería sentir la necesidad y el dolor humano… ¿Por qué?,  porque él un día iba a entregar su vida por nosotros,  y quería que supiéramos que el dolor y la necesidad que muchas veces nosotros vivimos,  Él también lo vivió,  y así nadie le pueda decir: “Señor usted no sabe lo que yo siento”;   Jesús verdaderamente sabe lo qué es pasar por tiempos difíciles,  de eso podemos estar seguros, porque Él lo vivió.

Lo segundo que aprendo es, que Jesús vino como alguien sencillo para que nuestra fé verdaderamente se ponga a prueba, pues imaginemonos por un momento el aspecto físico de Jesús:  sucio por la madera,  ropa para nada fina,  chancletas sin marca,  desarrollando una “carrera profesional” que no le dejaba muchos dividendos,  una persona no muy popular,  y cuando lo era,  caí mal,  pues muchas de las cosas que hacía iban en contra las costumbres religiosas de la época.  Pienso que creer en Jesús como el Salvador del mundo,  era como creer (disculpen el ejemplo) que el “Chapulín Colorado” es un super héroe,  por eso es que digo que nuestra Fé es probada…. porque si confiamos más en nuestros ojos carnales Jesús simplemente fue un personaje de la historia, así como lo dictan muchos “pensamientos” en la actualidad;  pero si confiamos en nuestros ojos espirituales… Jesús es nuestra razón de vivir y ser.

Lo tercero que qprendo es,  sobre la profesión de la carpitería en sí,  el diccionario la define como “el oficio donde se trabaja la madera y sus derivados con el objetivo de cambiarles su forma física,  y crear  objetos útiles”;  ya saben lo que voy a decir,  pues sí,   Jesús es nuestro carpinero,  Él desea cambiar nuestra forma carnal e inútil y convertirnos en seres espirituales y útiles, dispuestos a expandir el evangelio.

Sin ninguna duda,  debemos amar a ese carpintero llamado Jesús;  Él siempre estará a nuestro lado cuando lo necesitemos,  porque conoce perfectamente el dolor que existe en este mundo;  solamente debemos permitirle que “cambie la forma” de nuestra vida,  para así ser instrumentos útiles en sus manos.

 Saludos,  que Dios te bendiga.

Róger Coto

 

comentarios
  1. Alex Torres dice:

    Una de las bellas herramientas del Señor para cambiarnos son los hijos que nos da, felicidades este día, ya que hoy de nuevo Dios le da el privilegio a Marce y a usted de ser papás, que este niño sea una herramienta de bendición para cambiar cada día sus vidas y este mundo para bien.
    “Este es el día que Jehová hizo, nos gozaremos y alegraremos en el” Sal 118:24

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s